Sanidad

Teléfonos de interés
 
Emergencias: 112
Urgencias de gas, 900 601 010
Atención al Ciudadano de la Comunidad de Madrid: 012
Atención a las Mujeres Maltratadas: 016. Teléfono de atención las 24 horas del día, los 365 días del año que no deja huellas en la marcación ni en la factura de quien efectúa la llamada.
Urgencias: Centro de Salud de Torrelodones. Avenida de la Dehesa, s/n. Teléfono: 91 859 04 85
Bomberos/Protección Civil: 085
Farmacias de Guardia: 089
 
Farmacia El Cerrillo Avda. de Madrid, 10. Urbanización El Cerrillo Telf. 91 856 82 58
Farmacia Martín Plaza de la Iglesia, 5 Telf. 91 856 63 58
Farmacia Mercedes Gómez-Rodulfo Avda. Juan Carlos I nº 28 Telf. 91 856 96 15

Cómo prevenir enfermedades por picaduras de garrapatas

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Comunidad de Madrid han realizado una serie de recomendaciones para prevenir enfermedades por picaduras de garrapatas.

Estas recomendaciones están dirigidas a personas que practican senderismo, caza y otras actividades en contacto con la naturaleza.

Las garrapatas son artrópodos, parásitos de un gran número de animales silvestres.
También parasitan a los animales domésticos y de forma accidental pueden picar a
los humanos. Todas las garrapatas se alimentan de sangre.
Las garrapatas tienen varias fases en su ciclo vital, y pueden ser tan pequeñas como una cabeza de alfiler (las larvas) o tan grandes como una alubia (las hembras repletas de sangre).

¿Dónde puede haber garrapatas?

Las garrapatas se encuentran en el suelo, normalmente ocultas entre la hierba o los arbustos. Cada especie tiene diferentes preferencias de hábitat: unas son comunes en zonas boscosas, otras prefieren parajes abiertos, con dehesa o incluso matorrales secos y algunas se han adaptado a vivir en el interior de las madrigueras de sus hospedadores o en construcciones humanas, como en las perreras.
Aunque la mayor parte de las especies de garrapatas están activas en los meses cálidos, desde la primavera hasta el otoño, algunas lo están también durante el invierno.
Las temperaturas muy bajas provocan su falta de actividad, y las heladas intensas reducen mucho su población

Las garrapatas pueden transmitir enfermedades

Algunas garrapatas pueden estar infectadas con una amplia variedad de organismos patógenos, que son transmitidos durante el proceso de ingestión de sangre, junto con su saliva.
En España, las enfermedades transmitidas por garrapatas más frecuentes son algunas rickettsiosis y la borreliosis de Lyme.
Además, de forma ocasional se han descrito casos de anaplasmosis, babesiosis, tularemia y fiebre de Crimea-Congo.
La mejor forma de prevenir estas enfermedades es evitar la picadura de garrapatas siguiendo estas recomendaciones:

Protégete

  • Utiliza manga larga y pantalón largo.
  • Evita las sandalias o calzado abierto y procura usar siempre botas cerradas con calcetines, procurando que cubran la parte inferior de los pantalones
  • Usa ropa de color claro, ya que de esta forma será más fácil comprobar si hay alguna garrapata sobre ella.
  • Camina si es posible por la zona central de los caminos y evita el contacto con la vegetación circundante
  • Evita sentarte en el suelo en las zonas con vegetación
  • Utiliza repelentes autorizados y sigue siempre las indicaciones de uso de la etiqueta o folleto explicativo
  • Si sales con tu animal de compañía recuerda que es conveniente que le apliques algún antiparásito externo autorizado.

Revisa tu piel

  • Al finalizar la jornada examina cuidadosamente todo tu cuerpo para detectar si te ha picado alguna garrapata y lava siempre la ropa con agua caliente. No olvides revisar a los niños.
  • Revisa sobre todo las axilas, ingles, cabello, detrás de las rodillas, por dentro y fuera de las orejas, dentro del ombligo y alrededor de la cintura. Las garrapatas prefieren los lugares calientes y húmedos del cuerpo. Puedes aprovechar el momento de la ducha.
  • Utiliza espejos si hace falta para poder ver bien todas las partes del cuerpo.
  • Recuerda revisar también a tus mascotas.

Cómo extraer una garrapata

  • La mayoría de las enfermedades transmitidas por garrapatas requieren que el parásito se adhiera e ingiera sangre durante algunas horas antes de que la persona se infecte, por eso es tan importante quitarla cuanto antes, preferiblemente por un profesional sanitario.
  • Si encuentras una garrapata adherida a tu cuerpo extráela lo antes posible.
  • Evita los remedios tradicionales como aceite, petróleo o calor.
  • Usa unas pinzas de borde romo y punta fina. Si no dispones de pinzas adecuadas puedes desprenderla con los dedos utilizando unos guantes finos. Procura evitar su aplastamiento.
  • Sujétala firmemente lo más cerca posible de la piel y tira de ella suavemente hacia arriba.
  • Limpia bien la herida con agua y jabón o aplica un antiséptico.

Para más información Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad