Jueves, 05 Octubre 2017

Vicente Grande, nuestro atleta más solidario, participó en el reto #RompeTusBarreras

Vicente Grande, nuestro atleta más solidario, participó en el reto #RompeTusBarreras

Vicente Grande nos relata en lo que sigue su experiencia en el reto #RompeTusBarreras, donde ha participado junto con otros atletas, algunos de ellos paralímpicos, para concienciar a la sociedad de las dificultades que tienen las personas con discapacidad funcional y fomentar el deporte inclusivo.

Equipo.-_Salida_Valladolid.png

El reto #RompeTusBarreras ha llegado a su fin. 10 atletas paralímpicos del más alto nivel y otros tantos corredores populares hemos estado conviviendo y corriendo desde Valladolid a Madrid.

Ha sido una experiencia muy enriquecedora y espectacular, en la que ha quedado patente que todo es posible, que cualquier persona discapacitada o no puede superar sus límites y que con trabajo en equipo y colaboración se pude romper cualquier tipo de barrera y llegar juntos a meta.

Este nueva aventura deportiva y solidaria comenzaba el pasado día 21 septiembre en la sede de Toyota (www.toyota.es ), organizadora de la prueba junto con la Fundación A Víctimas de Tráfico (www.fundaciona.org), donde nos juntamos 40 deportistas, algunos de ellos con discapacidad funcional, para recorrer la distancia que separa Valladolid de Madrid por etapas y por equipos de cuatro participantes, al menos uno de ellos con discapacidad. Yo tuve la suerte de caer en un equipo insuperable, un equipo de grandes campeones, pero sobre todo campeones en la conquista de corazones, con Jon Salvador a la cabeza como "jefe" de equipo, el gran Kini Carrasco, atleta paralímpico con un currículum envidiable, que hacía las veces de capitán y Bego, nuestra Begoña Beristain, una maratoniana incansable que ponía cordura en este grupo de chalaos.

Esta prueba, única en el mundo puesto que nunca antes se había disputado una competición con este formato, se dividía en dos fases, un trail de alta montaña de tres etapas (Valladolid-Madrid) y una milla solidaria por el parque del Oeste, en el mismo Templo de Debod.

segovia.pngEl pasado viernes 22 se dio el pistoletazo de salida en la Plaza Mayor de Valladolid y el objetivo era recorrer la comarca natural de Tierra de Pinares, al sur de Valladolid, hasta llegar a Coca en la provincia de Segovia. 61 km, gran parte de ellos por un terreno de arena y empedrado, que al final convertimos en unos setenta y un porrón más por los despistes que tuvimos con el GPS Jon Salvador y un servidor. Entre los diez primeros corredores que iniciaban la prueba se encontraba Kini, que completó la distancia pacta sin ningún tipo de problemas, le dio el relevo a Bego que hizo tres cuartos de lo mismo para pasarme el testigo a mí y liarla parda, convirtiendo los 15 Km que tenía que hacer en 21 Km. Intenté recuperar el tiempo perdido pero 6 km de más se hacen muy, pero que muy largos. Pasé el testigo a Jon y como es un pelusón no se conformó con los 18 que tenía que hacer que se metió entre pecho y espalda 24 km.

Parada en Segovia

Después de coger fuerzas en Segovia y asegurarnos que el track metido en el GPS era el bueno para tener "0" perdidas, a las 9.30 daba comienzo la segunda etapa desde el Acueducto de Segovia a Manzanares el Real. Unos 80 km muy técnicos nos esperaban por delante de los que unos 25 tenía que hacer yo en dos tramos. Esta vez me tocaba iniciar la prueba y tenía que recorrer unos 18 km; 12 de los cuales los corrí haciendo de guía de Alberto Suárez que con una marca de 2:20 es uno de nuestros atletas paralímpicos más laureados. Una experiencia única y muy gratificante. Dejé a Alberto en la posta del km 11 y recorrí el resto en solitario hasta entregar el testigo a Jon que recorrió otros tantos kilómetros, algunos de ellos haciendo también de guía de Alberto. Llevábamos ya más de 35 km cuando le tocó el turno a Bego que realizaba una de las partes más empinaditas y técnicas, siendo de Bilbao no podía ser de otra manera.... Llegó a la posta de la estación de Renfe de Cercedilla y tomó el relevo Kini, al que le habíamos dejado un tramo técnico "supuestamente fácil y de bajada"..... pero eso era un espejismo porque de bajar nada de nada, le tocó subir, subir y subir.... para darme a mí el testigo en Matalpino, realizar junto a Jon los últimos 8 km y cruzar la meta sobre las 16:30 horas.

 

Podio_Templo_de_Debod.png

Final, Templo de Debod

La tercera etapa, 14 km desde Monte Carmelo al Templo de Debod, la hicimos todos los corredores juntos y sobre las 11:00 horas llegamos al parque del Oeste. Para finalizar, una milla, en la que participaron más de 200 personas. La organización había puesto a disposición de los corredores, sillas de ruedas, handbikes, antifaces... todo ello con la finalidad de que todos los participantes sin discapacidad que quisiesen pudieran sentir en su piel como se siente una persona con discapacidad.

El objetivo está cumplido y el reporte personal ha sido brutal. Estos superhéroes son un ejemplo de superación, un espejo donde mirarse y alrededor de ellos hay un montón de valores que hacen que conviertan lo ordinario en algo extraordinario, poniendo patente que nada es imposible.

Finalmente quiero agradecer a mi patrocinador OpenSistemas que me dota de todo el material necesario para hacer estas locuras y como no a Toyota España y a la Fundación A de Víctimas de Accidentes de Tráfico por darme la oportunidad de disfrutar de esta experiencia tan maravillosa.